domingo, 21 de junio de 2009

Halana: "No entiendo por qué pararon la pelea, yo podía seguir"




Tras haber sido derrotada por Kina Malpartida – la campeona superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) – en el sétimo round de la pelea por knock out técnico, la brasileña Halana Dos Santos habló sobre sus impresiones del combate y de su experiencia en el Perú.

“No estoy conforme con la decisión del árbitro de parar la pelea. Me sentía en condiciones de seguir peleando, pero así es este deporte”, contó la bahiana en la puerta del hotel miraflorino donde se hospeda.

La ‘Leoparda’ dijo que Kina es una gran campeona y consideró que la pelea de anoche fue un gran espectáculo. Además, le deseó mucha suerte a la peruana en su carrera profesional y espera encontrarse nuevamente contra ella en el ring.

“Me siento bien después de la pelea contra Kina. Me ha servido de mucha experiencia y para prepararme para mi siguiente combate”, dijo Halana. Señaló, además, que entrenará duro para convertirse en campeona algún día.

CRÓNICA DEL COMBATE. Mira al cielo Kina, grita tan fuerte como para que tu papá te escuche, pero hazlo con toda tu alma. Eres el orgullo de todos los de esta tierra, la imagen ganadora que por tantos años nos faltó encontrar. Y acá no pasa por decir que eres mujer, sino que eres una campeona notable, cada vez mejor.

Ganaste, Kina, sigues siendo la mejor del mundo en la división superpluma de la Asociación Mundial de Boxeo, aunque te equivocaste en tu anuncio: la “Leoparda’ no cavó su tumba, fuiste tú quien se la hizo desde el primer día que la tuviste al frente.

¿Quieres que te enumere todo lo que has logrado? Reviviste un deporte que muchos pensaban muerto, uniste a los hinchas de Alianza, tu equipo, con los de Universitario, que también son peruanos y son felices por tu gloria.

Y al final, con esa dedicatoria sentida, que nos toca el corazón, demostraste que eres una grande. “Es para los pobres del Perú”, gritabas desde lo alto, alzada en hombros, con el pelo revuelto y los ojos llenos de lágrimas.

Y también para papá, claro. Para ”scar “El Chino’ Malpartida, a quien le hiciste el mejor regalo posible a puertas del Día del Padre. De alguna manera, él ha estado contigo siempre. Y también lo llevaste ayer, tatuado en el short. Sí, el “Chino’ estaba allí.

Quizás por eso tus golpes fueron tan fuertes, porque iban con la fuerza de 27 millones de peruanos. Tengo que reconocer que te vi nerviosa al subir al ring, más tensa que la “Leoparda’. Pero nunca dudamos de que ibas a poder retener la corona que conquistaste hace cuatro meses en el Madison Square Garden de Nueva York.

La reverencia que hiciste a todo el público, cuando el presentador Elejalder Godos mencionó tu nombre, casi trae abajo a todo el Dibós. Grandes, pequeños, famosos y desconocidos, más de seis mil personas llenaron el coliseo de San Borja y no se cansaron de corear “Kina, Kina, Kina”. A partir de ahí, la historia la escribirías tú.

DOMINIO TOTAL. Si hubo pelea, esa se vio en el primer asalto. La “Leoparda’ salió a demostrar que no era ningún paquete ni una “gatita de sofá’, y llegó a conectar algunos fuertes guantazos. Pero Kina respondió como una leona y pronto dejó en claro que sus golpes tenían dinamita. Tras un intercambio, la peruana siguió pegando después de la campana y remeció el rostro de la brasileña.

En el segundo round, Halana logró impactar dos veces el rostro de Kina, pero “Dinamita’ terminó arrinconando a la bahiana. El vendaval nacional comenzaba a ganar por demolición.

A partir del tercer asalto, Malpartida se adueñó por completo del entarimado. Kina no solo buscaba el jab seguido del directo, sino que dejaba a un lado la estrategia y se fajaba con bravura, decidida a vencer antes del límite. Los potentes golpes al plexo empezaban a dejar sin aire a la brasileña, que ya miraba a su esquina y lucía desencajada, temiendo lo peor.

Lo mejor vino en el cuarto round. A los cinco segundos, un derechazo de Kina mandó a la lona a la bahiana. Pero no hubo nocaut entonces. Más bien, le restaron un punto por pegar debajo del cinturón y también por hacerlo después de la campana.

El quinto y el sexto asalto siguieron siendo una pesadilla para la visitante. La diferencia en potencia era clara, teniendo en cuenta que Halana subió desde la categoría pluma. Hasta que, en el séptimo, todo terminó. Malpartida continuó castigando, lanzó una andanada de golpes y el réferi puertorriqueño Roberto Ramírez decidió detener el combate. Entonces estalló el Dibós. El papel picado no tardó en cubrirte y la canción We are The Champions, de Queen, sonó en todos los rincones del coliseo. Lo hiciste, Kina. Eres más campeona que nunca. Te lo dije.


FUENTE
Publicar un comentario