domingo, 4 de julio de 2010

Carta modelo para quienes se quieran quejar de su centro de estudios

Esos años era un orgullo estudiar en el IPP. No había tantos institutos como en la Lima de hoy. Mi salón estaba descontento con el nivel educativo y pudimos decírselo a la dirección. No hubo represalias que recuerde. Debe haber sido la primera vez donde los alumnos nos quejábamos del estudio. Lindos recuerdos.


Que esta carta pueda servir de modelo a quienes quieran llamar la atención a sus centros de estudios…..



Publicar un comentario