miércoles, 29 de octubre de 2008

¿Cómo era el reparto señor Alan García?

Por Carlos Angulo Rivas

 La investigación alrededor del disco duro de la computadora de Rómulo León Alegría nos da la idea de la dimensión del gran negociado descubierto gracias al “chuponeo.” El diario Perú 21 publica que el testaferro oficial de palacio de gobierno PENSABA GANAR US$ 125 MILLONES. Obtener ganancias de hasta 125 millones de dólares por los lotes petroleros que obtuvo Discover Petroleum, según detalles del contrato, es una suma muy abultada para él solito. De allí se deduce ciertamente que el testaferro, amigo íntimo de Alan García, compadre espiritual, ex ministro de Pesquería y ex congresista del Apra, Rómulo León Alegría tenía que repartir las utilidades asignadas como “consultor” de la desconocida firma noruega Discover Petroleum, hoy llevada a la fama internacional a través del faenón de Químper en términos toreros.   


El contrato, redactado en inglés y en castellano, encontrado en el disco duro de la computadora de Rómulo León Alegría, señala que él, en su calidad de “consultor” de la empresa Discover Petroleum iba a ganar un 0,5 por ciento por cada barril extraído de los lotes adjudicados a la compañía; de allí salen los 125 millones de dólares iniciales que podrían ser más de acuerdo al precio de mercado del petróleo y de la cantidad mayor de barriles que se explote. No hay nada que hacer, Rómulo León Alegría era el hombre clave, la persona de extrema confianza de la mafia político-familiar del presidente Alan García que podía codearse de igual a igual con los ministros Jorge Del Castillo, Juan Valdivia de Energía y Minas y los presidentes de Petroperú César Martínez y de Perupetro, Daniel Saba. Su hija, la congresista aprista Luciana León lo confirma cuando dice que su padre, el prófugo Rómulo León Alegría, tenía una buena relación con varios ministros y altos funcionarios del Gobierno, por lo que no requería de ella para llegar a las más altas esferas del poder.” Además agrega: “En todo caso, para llegar a Petroperú, Perupetro o al Ministerio de Energía y Minas no me necesitó a mí, ni me lo preguntó.”

¿Cuál era el poder de Rómulo León Alegría? Más claro no canta el gallo al amanecer; la amistad tiene sus límites, el parentesco también; entonces, primero, el testaferro actuaba en nombre de su amigo el presidente; y segundo el iba a ser el dueño de los 125 millones de dólares a repartir equitativamente de acuerdo a los distintos niveles de decisión. ¿Así cambian las cosas, verdad? Mala suerte que el “faenón” fuera descubierto ilegalmente dice el ex primer ministro Del Castillo por “chuponeo” y ahora los apristas en el Congreso están furiosos por las grabaciones ilegales y no por el sablazo dolarizado que iban a cometer los anteriormente citados funcionarios del Estado. Hagamos apuestas en porcentajes, desarrollemos el ingenio, de repente acertamos:

Alan García:                             % 

Jorge Del Castillo                     % 

Juan Valdivia                            % 

César Martínez                       %                    
            Daniel Saba                              % 

Rómulo León Alegría                %   

Alberto Químper                      %

 

Nos parece que Rómulo León Alegría tiene mucho que decir en relación al reparto detallado, por eso amenaza y pide consideraciones especiales al juez Barreto y sus conocidos prevaricatos. Y Químper se da el lujo de mandar a rodar a la Comisión Investigadora del Congreso. El Perú Avanza dice el slogan gubernativo, desgraciadamente, al precipicio como en el primer gobierno de Alan García Pérez. No queda otra manera de cambiar el país, la necesidad de destituir al presidente de la república por incapacidad moral es la única salvación de la patria dañada. Además, deben investigarse todos y cada uno de los contratos, concesiones mineras, arreglos como el de la telefónica, la caridad minera y otros; las construcciones de infraestructura y de hospitales donde León Alegría y el dominicano Fortunato Canáan eran socios recibidos en palacio de gobierno por Alan García. Es decir, deben investigarse todas las acciones del gobierno aprista no “chuponeadas” ya que la fiscalización en el país no existe y si existe es parte integrante de la gran mafia gubernativa.    

Publicar un comentario