miércoles, 1 de octubre de 2008

Bolivia: a Bush no le sale bien una

Bolivia: a Bush no le sale bien una 

La Cámara de Representantes prorrogó los beneficios al país andino. Ahora, decide el Senado. Bush los quitó por el conflicto que mantiene con Evo. 

La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó sorpresivamente hoy, por unanimidad, la extensión una la ley de preferencias arancelarias para Bolivia, Colombia, Ecuador y Perú, pese al pedido del presidente George W.Bush de excluir al primero de esos países andinos. 

A través de esta ley, denominada de Preferencias Comerciales Andinas y Erradicación de la Droga (Atpdea, por sus siglas en inglés), los cuatro países andinos venden sus productos con aranceles especiales al país del norte a cambio de la lucha contra el narcotráfico. 

La actual ampliación de esa ley concluye el 31 de diciembre de 2008 y por ello resulta urgente su ampliación que sólo quedará firme cuando la apruebe el Senado estadounidense. 

Por ese motivo, el presidente de la Cámara de Representantes, Charles B. Rangel, le hizo conocer la urgencia, a través de una carta, a su homólogo del Senado para que esa ley sea analizada de inmediato, reportó la Agencia Boliviana de Información (ABI). 

"La extensión recibió el consentimiento unánime. El Senado ahora actuará sobre su expiración (de la ATPDEA). La Cámara de Representantes aprobó, de manera unánime, la ampliación de las preferencias arancelarias, que juegan un papel importante en el comercio y el desarrollo de esfuerzos por décadas", señala el documento aprobado por la Cámara Baja. 

De producirse esta decisión del legislativo estadounidense significaría, además de un fuerte alivio para Bolivia, donde peligraban más de 50.000 puestos de trabajo si la Atpdea no es extendida, un duro revés para Bush, en los meses finales de su mandato. 

De hecho, previo a que se produjera esta decisión de los representantes estadounidenses, los trabajadores fabriles bolivianos advirtieron hoy al presidente Evo Morales que la exclusión del país del programa norteamericano de preferencias arancelarias, provocaría la pérdida de miles de puestos laborales. 

Para la Confederación Fabril, la pérdida del mercado norteamericano provocaría una reacción social negativa pues sólo en la vecina ciudad de El Alto, bastión político del gobierno, dejará cesantes a 80.000 trabajadores. 


Fuente:http://criticadigital.com/index.php?secc=nota&nid=11611
 
Publicar un comentario