miércoles, 22 de abril de 2009

Evo Morales: el Banco Mundial intentó "chantajear" a Bolivia

Esto no debería sorprender a nadie. Todos los países alineados con el Banco Mundial y sus políticas terminaron privatizando todo. Poca dignidad de sus gobernantes. Pésimos negocios donde las empresas recuperaron su capital y siguen lucrando con miserias que ganan el promedio de trabajadores en Latinoamérica.

Tiene concordancia con las políticas denunciadas por John Perkins: Economic Hitman

JAF

--------------------------------------

El mandatario boliviano señaló que en su primer gobierno llegaron representantes del BM para exigirle que aplique reformas de libre mercado

Naciones Unidas (Reuters).- El presidente de Bolivia, Evo Morales, acusó el miércoles al Banco Mundial de tratar de “chantajear” a su país hace algunos años al exigirle que aplicara reformas de libre mercado a cambio de ayuda crediticia.

“En el primer año de mi Gobierno llegaron representantes del Banco Mundial, intentaron tal vez chantajearme”, dijo Morales a reporteros en la sede de la ONU, en donde asiste a una sesión de la Asamblea General en la que votó por establecer un “Día Internacional de la Madre Tierra”.

“Yo dije, si es ayuda incondicional, bienvenida, si es crédito incondicional, bienvenido”, agregó en sus declaraciones transmitidas en español en medios bolivianos. “Pero si está condicionado a la privatización de los servicios básicos, a la privatización de los recursos naturales, eso no va”, dijo.

Morales, el primer presidente indígena del país y un fiero crítico de Estados Unidos, dijo que el Banco Mundial ha mejorado desde ese tiempo al suavizar tales condiciones para la ayuda crediticia. También expresó su apoyo a una rigurosa reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Saludo los planteamientos de Brasil, de Argentina, de hacer profundas reformas en el FMI; saludo también el cambio de actitud del Banco Mundial”, dijo.

Morales, quién asistió a la Cumbre de las Américas el fin de semana pasado en Trinidad y Tobago, no dio detalles de las propuestas brasileñas y argentinas para reformar el FMI. Brasil ha pedido que los mercados emergentes tengan una mayor participación en el interior de la organización.

APARICION CANCELADA

El líder boliviano recordó una serie de violentas manifestaciones que estallaron en el 2003 en el país más pobre de América del Sur después de que el Gobierno aumentó los impuestos a la gasolina y a otros artículos por recomendación del FMI con el objetivo de reducir el su déficit fiscal.

“Pese a la política del impuestazo no cambió la situación de déficit fiscal, pero ahora sin gasolinazo, sin impuestazo, tenemos superávit”, dijo.

Morales tenía previsto hablar en una iglesia en el vecindario de Harlem en Nueva York después de su intervención en la ONU, pero canceló su participación pocos minutos antes por razones de salud, dijo Carla Espósito, una consejera de la misión de la ONU de Bolivia, sin dar detalles.

El mandatario, ha nacionalizado los sectores de energía y las compañías de telecomunicaciones y ha aumentado el gasto social, utilizando algunos de los ingresos adicionales con los que el Estado ahora debe financiar programas sociales.

El punto central de sus políticas indigenistas e izquierdistas es una nueva Constitución, que fue aprobada en un referendo en enero con más de un 60 por ciento de respaldo.

En referencia a la crisis financiera mundial, Morales expresó escepticismo sobre la eficacia de los planes de estímulo que han propuesto Estados Unidos y otros miembros del llamado Grupo de las 20 economías desarrolladas y en vías de desarrollo.

“Los países responsables de esta crisis financiera, la crisis del capitalismo, no la van a resolver por más que haya un paquetazo, plata pero sin apoyo real. De nada sirve emitir más plata y más plata si no hay producción, si no acompaña la verdadera economía real”, dijo.

“Si hemos pedido a muchos países que haya un debate internacional (es porque) no creemos todavía en esos paquetes que aprueban 20 países desarrollados”, señaló Morales.


Publicar un comentario