domingo, 15 de marzo de 2009

Museo de la Memoria - Cuando el APRA era subversivo y mataba militares

Hace unos días  conversaba con un reconocido periodista y le hice mención sobre el hecho que el gobierno aprista se negara a recibir la donación del gobierno alemán al Museo de la Memoria y las matanzas que perpetro el APRA en la década de los cuarentas.  La  verdad es que dichas acciones han sido  poco difundidas (por no decir nulo) y ocultas en nuestra historia. Los aapristas se refieren a esos militantes como “los héroes del cuarenta”.

Hay que recordar que el APRA no solo perpetro masacres contra elementos del Ejercito del Perú, sino también una matanza de marinos en el Callao (3 de octubre de 1948).

Ese era el APRA subversiva que hasta atacaba cuarteles militares. En la otra mano los miembros del ejército masacraban literalmente a los búfalos.  ¿Quién diría que en la década de los ochentas tuviéramos otra guerra y la que no se quiere aceptar una donación alemana para tener nuestra historia documentada?

Pude encontrar el siguiente extracto sobre los “compañeritos” y como los militares hacían cortes marciales a dichos subversivos. Es parte de nuestra historia:



Historia del Perú Contemporáneo: Desde las luchas por la independencia hasta el presente

Publicado por Instituto de Estudios peruanos, 2007

Escrito por Carlos Contreras, Marcos Cueto

Sin embargo, de todos ellos el más grave fue la guerra civil. Esta empezó con los levantamientos apristas en el Callao, Trujillo, Huaraz, Cajamarca y otros lugares del centro y norte del país. Inicialmente la acción política do las masas estuvo coordinada por los dirigentes apristas, aunque más tarde no fue así. Los insurgentes llegaron a controlar totalmente ciudades como Trujillo, donde nombraron como prefecto a Agustín, el hermano de Víctor Raúl Haya de la Torre. Asimismo en esta guerra surgió un gran encono entre el ejército y el aprismo. Esto fue producto del hecho de que los sublevados de Laredo,

 en el momento de su repliegue, eliminaron a un grupo de oficiales militares del cuartel O'Donovan de Trujillo. Fue en esta ciudad, sin Lugar a dudas, donde el combate fue más generalizado y sangriento. El gobierno acabó con la rebelión enviando tropas del ejército y unidades de la aviación de Lima y de Lambayeque, en lo que sería el debut militar de la fuerza aérea peruana. Posteriormente hubo cortes marciales y fusilamientos masivos en las ruinas preincas de Chan Chan, que habrían llegado a 5,000. Según la leyenda, fue en estos levantamientos que surgió la Erase "solo, el aprismo salvará al Perú".


Publicar un comentario