sábado, 28 de febrero de 2009

La crisis no alcanza a las Fuerzas Armadas de Chile

Chile se sigue armando en tiempos de crisis. Pues en tiempos de crisis se pueden generar guerras. La guerra es un gran negocio.

La noticia de Perú 21:

Las FFAA chilenas recibieron USD 1.160 millones para comprar armas


DPA. Las Fuerzas Armadas chilenas recibieron 1.160 millones de dólares para la adquisición de equipamiento militar, informaron hoy las autoridades.

Los fondos provienen por ley de las ventas que genera la cuprífera estatal Codelco, que en 2008 logró ganancias por 4.968 millones de dólares, dijo su presidente ejecutivo, José Pablo Arellano.

Los recursos se suman a los otros miles de millones de dólares que recibieron los institutos castrenses desde 2005, durante la bonanza del cobre.

Analistas de Defensa estiman en 3.000 a 4.000 millones de dólares los ahorros que disponen las FFAA chilenas para compra de armas.

Según el Instituto Internacional de Estudios Para la Paz de Estocolmo (SIPRI), Chile es el segundo importador de armas de América Latina, con 615 millones de dólares en el año 2007, lo que genera preocupación y críticas en países vecinos.

En una primera reacción, las Fuerzas Armadas del Perú anunciaron en enero que comprarán equipamiento bélico como parte de su modernización, tras 40 años de falta de renovación militar, según el comandante general del Ejército, general Otto Guibovich.

Un mes antes, el ministro de Relaciones Exteriores peruano, José Antonio García Belaunde, opinó que Chile debería limitar sus gastos en armas y eliminar la Ley del Cobre, que permite que el diez por ciento de las ventas estatales de ese mineral sea destinado a la compra de material bélico.

En Chile, aunque hay un proyecto de ley que busca derogar la ley del cobre, no hay indicios que esa medida implique un descenso en el prepuesto destinado a compra de armas.

En diez años, ese país adquirió dos submarinos nuevos a Francia y España, 350 tanques Leopard 1 y 2 en Holanda y Alemania, 28 aviones cazabombarderos F-16 nuevos y de segunda mano en Estados Unidos y Holanda y ocho fragatas usadas en Holanda e Inglaterra.

Hace poco, compraron 100 vehículos de combate Marder a Alemania, 12 helicópteros Bell 412 (a Estados Unidos), tres aviones de patrullaje marítimo CASA C-295 (España), diez helicópteros AS535 Super Puma (Francia) y 12 aviones turbo-hélice de ataque y entrenamiento Súper Tucano (Brasil).

Fuentes de Defensa dijeron además que con los nuevos fondos es posible pensar en la compra de equipamiento defensivo, en especial en el ámbito de la aviación naval, tales como aviones de patrullaje marítimo antisubmarinos.

Otras opciones serían la compra de vehículos de combate de infantería, sistemas antiaéreos, helicópteros de ataque, sonares de profundidad variable y un buque de control de mar y radares.

Desde el retorno a la democracia en 1990 y hasta fines de 2010, el país habrá hecho las mayores adquisiciones bélicas de su historia por montos de varios miles de millones de dólares.
Publicar un comentario