viernes, 7 de noviembre de 2008

Denuncian torturas en el cuartel Los Cabitos - 2008

Casi terminando el año 2008 se registran informes que parecían superados. Nuevamente se dirá "se va a investigar" y no pasará nada. Es como si los mismos protagonistas de los crímenes de hace 20 años no hubieran aprendido nada.   No olvidar que hay una propuesta de amnistía para los militares.

Javier A. Fernández



PERU21

Comerciante afirma que dos de sus hermanos fueron 'levados’ acusándolos de terroristas. Dice que fueron golpeados y, luego, liberados tras no hallarse pruebas que los incriminaran.


Una nueva acusación recae sobre el cuartel Los Cabitos, en Huamanga. Según denunció Éber Zavaleta Infante, a través de RPP Noticias, sus hermanos Emi y Ricardo habrían sido víctimas de torturas y de vejámenes en ese recinto militar tras ser capturados en un confuso incidente.

Zavaleta Infante refirió que sus hermanos, con quienes se dedica a la venta de pescado, fueron detenidos el último 4 de noviembre en el paradero conocido como 'Magdalena’, cuando se disponían a abordar un vehículo hacia la jurisdicción de San Francisco.

“En ese instante apareció una camioneta con cuatro sujetos que se nos acercaron sospechosamente, por lo que uno de mis hermanos pensó que le querían robar. En ese momento, él y mi otro hermano fueron subidos a la fuerza a una camioneta 4x4 con su mercadería”, relató.

GOLPIZA. De acuerdo con la versión del denunciante, sus parientes fueron conducidos al cuartel Los Cabitos bajo el cargo de ser presuntos cabecillas terroristas. Una vez ahí, los efectivos militares les habrían propinado una dura paliza. “Hasta les han desfigurado sus rostros”, señaló.

El personal castrense no habría encontrado pruebas suficientes para sentar una acusación judicial contra los jóvenes, por lo cual fueron derivados horas después a la Dirección Contra el Terrorismo (Dincote).

“Los botaron diciendo que se habían equivocado. Luego, la propia Dincote confirmó que mis hermanos no son cabecillas de ninguna célula terrorista, tal como lo indicaba el Ejército en un principio. Por ello, fueron liberados el último miércoles”, manifestó Zavaleta Infante.

Pese a esto, agregó que el caso debería ser investigado a fondo ya que significa una violación a los derechos humanos.

INVESTIGACIÓN. Al respecto, el ministro de Defensa, Ántero Flores-Aráoz, sostuvo que se hará las indagaciones para determinar la veracidad de la denuncia. “Voy a iniciar una investigación a través de la Inspectoría del Ejército. El hecho me sorprende porque hay instrucciones clarísimas a todas las instituciones de las Fuerzas Armadas para que se respeten los derechos humanos en los centros militares”, apuntó.

Por su parte, Jorge Fernández Mavila, representante de la Defensoría del Pueblo en Ayacucho, dijo a Perú.21 que revisarán los exámenes médicos legales que se les practicaron a los hermanos luego de su detención para saber ver si había lesiones. “Actualmente, el caso está en manos de la Primera Fiscalía Supraprovincial de Derechos Humanos”, acotó.



Publicar un comentario