jueves, 5 de agosto de 2010

El affaire WikiLeaks llevado al Perú

Minimizado por la gran prensa y en el limbo de la desinformación hemos tenido una avalancha de documentos secretos del gobierno norteamericano que dan cuenta der sus asesinatos a la población civil en Afganistán e Irak. Las llamadas “black ops” (operaciones encubiertas) que de otro modo siempre serian negadas por los gobiernos que dicen llevar “libertad” a los pueblos que realmente son masacrados.

El soldado Bradley Manning recopilo miles de documentos secretos y los entrego a una ONG llamada Wikileaks. El soldado en la actualidad está cumpliendo un proceso en el que hasta un senador norteamericano ha pedido su sentencia de muerte.

Estos documentos son tan graves que el gobierno de Estados Unidos ha pedido que cese la publicación de información. El premio nobel de la paz, Obama, está en jaque y se convierte en cómplice y secuestrado del sistema que, según él, quería cambiar.

El gobierno de Estados Unidos ha usado uno de sus principales medios de comunicación para poner en caratula una impactante foto de una mujer afgana. El análisis y la foto la pueden ver en el enlace que esta más adelante.

Julio 29. Un despacho de la AFP informa lo nunca imaginado: Osama Bin Laden era un hombre de los servicios de inteligencia de Estados Unidos: " Osama Bin Laden aparece en los informes secretos publicados por Wikileaks como un agente activo, presente y adulado por sus hombres en la zona afgano-paquistana." 


Perú y Latinoamérica:

Los maestros han sido descubiertos en la práctica de todo lo que enseñan mediante sus escuelas militares a sus alumnos latinoamericanos. La Escuela de Las Américas fue la más emblemática pero hasta ahora siguen las colaboraciones, bases y presencia encubiertas de los peores terroristas.

Entienda Rafael Rey y demás defensores acérrimos de asesinos, que el filtrado de documentos de este tipo es una muestra del procedimiento estándar de ejércitos que han sido asesorados por Estados Unidos.
Todas las guerras sucias ocurridas en América del Sur han tenido “ayuda” norteamericana. Ellos han quedado desnudos.

Los militares hacen lo que mejor saben. Más culpables son los que los envían. Es por ello que los responsables de dichas decisiones son los que deben ser juzgados. Los militares no juegan a la guerra. Ellos están formados para actuar en ella.


 LINKS RELACIONADOS:

Publicar un comentario