sábado, 13 de marzo de 2010

"Sobres bomba" durante fujimorismo - Víctor Penas Sandoval

La policía capturó al prófugo capitán EP (R) Víctor Penas Sandoval. Penas asesinó a la periodista Melissa Alfaro y al ciudadano Víctor Ruiz y mutiló al abogado Augusto Zúñiga y al portero Edmundo Calderón.

AUGUSTO ZUÑIGA fue abogado de mi padre. Lo recuerdo como un hombre de bien e intachable. 



Mi padre acusó a Montesinos (cuando ambos eran militares) por Traición a la Patria. Desde 1976 fue perseguido y hasta ahora no reivindicado por su institución por haber hecho lo correcto. Mi padre fue dado de baja por medida disciplinaria que se baso en su terquedad de que Montesinos fuera puesto ante tribunales en 1976. Después de salir del Ejército continúo la persecución lo que quedo demostrado con un asilo político en Venezuela a fines de 1976.


TOMADO DEL LIBRO: MILITARES EN EL PERU: DE LIBERTADORES A GENOCIDAS

Resulta que el 13 de marzo de 1991, el Dr. AUGUSTO ZUÑIGA PAZ presentó su Informe Oral ante la Primera Sala Civil de la Corte Suprema, acto en el que el Procurador General de la República en asuntos del Ministerio de Defensa, al intervenir y no encontrar alguna razón para oponerse a la nulidad de la Resolución Suprema, lanzó temerariamente, sin fundamento alguno y sin que tenga nada que hacer con motivo alguno de lo que se estaba juzgando, la acusación de que «el Mayor FERNANDEZ SALVATTECI es instructor de la fuerzas maoístas en la Universidad Mayor de San Marcos» (ligándosele con ello a las fuerzas subversivas), concluyendo que «por lo tanto no podía reincorporase al Ejército». A este mal profesional no solo le importó mentir ante el más alto Tribunal de la República, sino que tampoco le importó poner en peligro la vida del Mayor con tan peregrina acusación.

El Dr. ZÚÑIGA PAZ solicitó a la Presidencia de la Sala que ordenara que la afirmación calumniosa del Dr. ERNESTO BENAVENTE, el Procurador, quedara registrada, porque interpondría querella por calumnia, por su irresponsable señalamiento.

Al día siguiente, el 14 de marzo de 1991, se interpuso querella contra el Dr. ERNESTO BENAVENTE, Procurador General, POR EL DELITO DE CALUMNIA, ante el Juez Instructor de Turno (29 Juzgado de Instrucción de Lima), con las firmas del Mayor y de su abogado, el Dr. ZÚÑIGA PAZ.
A las 48 horas del incidente de la Primera Sala de la Corte Suprema y a las 24 horas de la presentación de la querella, esto es, el 15 de marzo de 1991, INTENTARON ASESINAR POR MEDIO DE UNA CARTA BOMBA AL DR. AUGUSTO ZÚÑIGA PAZ, perdiendo a consecuencia de ello el antebrazo. El Gral. Brig EP Ministro del Interior no hizo nada por aclarar el acto criminal, La prensa, las organizaciones de Derechos Humanos y personalidades, señalaron a las fuerzas represivas del gobierno como responsables del atentado, ligándolo a la defensa que hacía el Dr. ZÚÑIGA sobre la desaparición en manos de la policía del joven universitario ERNESTO CASTILLO PAEZ. A nosotros nos pareció correcta la hipótesis, pero no descartábamos que, junto a ella se desarrollara la decisión conjunta de un Instituto de la Fuerzas Armadas vinculada con el juicio. Quizá eso se deba a que no creemos en las coincidencias en acto como el que tratamos.

----------------------------------------------





Enlaces relacionados:





Publicar un comentario