domingo, 12 de diciembre de 2010

Wikileaks: Evidencia a los espías peruanos de USA

Cito textualmente la noticia tomada de EL PAIS:

“La Embajada en Lima ha contactado con altos jefes militares peruanos, quienes denuncian que algunos de sus compañeros de armas todavía "reciben lucrativos pagos de los traficantes de droga que actúan en el valle de los ríos Apurímac y Ene", una zona conocida en Perú como VRAE”.

Queda establecido gracias a los wikileaks que hay espías en nuestra fuerzas armadas que van y cuentan a la Embajada de USA nuestras miserias. Eso no es todo, nadie se inmuta y nadie dice nada. Esta noticia será tan igual como la que describiéramos en setiembre del 2008.


¿El Canciller pedirá explicaciones a USA sobre las informaciones de los cables? El no hacerlo sería propio –para nuestra vergüenza- de una republiqueta.

¿El congreso será cómplice con su silencio?


En este triste momento me acuerdo de Antauro Humala, su radical posición pedía dar de baja –después de la caída de Fujimori- a todos los mandos y que si fuera necesario que quedaran solo mayores y capitanes pues toda la estructura estaba comprometida. El tiempo le da la razón y no hay visos de corregir esta vergüenza. Esto no es de “algunos malos elementos”. Son los más altos mandos nombrados y comprometidos. ¿Hasta cuándo?

En el libro YO ACUSO (My (EP) Fernández Salvatecci 1978) ya describe situaciones de Generales comprometidos como informantes de USA. Probablemente por querer un ejército digno mi padre no encajo y fue terriblemente perseguido por su institución. Denuncio a Montesinos, fue compañero de promoción de Hermosa Ríos y Malca entre otros. Todos ellos terminarían públicamente humillados por sus actos y, mi padre a pesar de haber obrado correctamente e impecablemente, nunca fue reivindicado ni reconocido por su Institución. Seguro que no es todavía el tiempo justo pues sigue siendo visible la podredumbre de una institución peruana que merece mucho mas.


LINKS RELACIONADOS:

Publicar un comentario