lunes, 30 de mayo de 2011

Perú no extradita a responsable de quiebra de Banco República

Esta noticia fue silenciada por casi todos. ¿Y ustedes creen que tenemos libertad de información?

Perú no extradita a responsable de quiebra de Banco República

España dejó en libertad a Edgardo Gubbins porque después de 45 días Perú no ejecutó la orden de extradición.
Según la información proveniente de Chile, Perú ha perdido la oportunidad de extraditar al ciudadano de ese país Edgardo Gubbins Villaseca, acusado en nuestro país de ser el principal responsable de la quiebra del Banco República, en 1998, dejando a más de diez mil personas sin ahorros.
Esa institución cayó en crisis al no soportar los créditos aprobados sin respaldo, principalmente a favor de amigos y empresarios afines a Alberto Fujimori, dice el chileno diario El Mercurio, y ocultar esta situación a la Superintendencia de Banca y seguros (SBS), que lo intervino el 10 de noviembre de 1998

Una investigación del diario El Mercurio da cuenta que Gubbins, de 66 años, y a quien define como “el banquero de Fujimori”, fue detenido por la policía española en la ciudad de Madrid el 23 de noviembre del año pasado, tras 12 años de haberse mantenido en la clandestinidad.
El diario recuerda que el 6 de abril del 2006 la Audiencia Nacional española aprobó la petición de extradición de la Corte Suprema de Lima. Según la resolución del Tribunal de Justicia de España, Gubbins se le debía extraditar por “la comisión de delito contra el patrimonio: fraude en la administración de persona jurídica, contra el orden financiero y monetario; concentración crediticia, omisión de provisiones obligatorias, en agravio del Banco República en liquidación y por falsificación de documentos en agravio de la Superintendencia de Banca y Seguros”.

Tras la detención, Gubbins esperó 45 días su extradición al Perú en la cárcel Soto del Real, en las afueras de Madrid. Sin embargo, como las autoridades peruanas no ejecutaron el pedido, “la Audiencia Nacional española lo declaró un hombre libre”, refiere El Mercurio.

“Desde el momento en que se le comunicó a Interpol Lima y a las autoridades peruanas que Edgardo Gubbins había sido apresado -lo que se llevó a cabo cinco días después de su detención- Perú disponía de 45 días para formalizar su petición de entrega del reclamado. Pero nunca se llevó a cabo, por lo que al cumplirse el plazo legal, dictado por el Tratado de Extradición entre el Reino de España y la República de Perú en 1944, la justicia española determinó ‘la inmediata libertad de Edgardo Frank Gubbins Villaseca’, añade el periódico.

En consecuencia, el procedimiento de extradición fue archivado con la instrucción de que el Estado peruano no podrá volver a buscarlo nunca más por ninguno de los delitos que se le imputaban a Edgardo Gubbins, perdiéndose de esta manara la oportunidad de juzgarlo y sentenciarlo.

GESTIÓN 23/05/2011
Publicar un comentario